CELEBRANDO LA NAVIDAD POR EL MUNDO

Posted on Dezember 26, 2016 von

3



La fiesta de la natividad llega prácticamente a todos los rincones del planeta y cada país lo celebra siguiendo sus propias costumbres y tradiciones.

Hay países donde la población católica es muy inferior en comparación con otras religiones y la Navidad pasa casi inadvertida. Se vive en familia, sin grandes lujos, compartiendo paz y amor. En otros, el catolicismo es la religión más multitudinaria y sin embargo, la conmemoración del nacimiento de Jesucristo llega a convertirse, en la mayoría de los casos, en un desfile comercial de colores, estrellas y campanas, quedando en segundo plano la fraternidad.

México

México es un país que vive con gran intensidad las fechas navideñas. Sus creencias están muy arraigadas en la fe.
Los mexicanos empiezan las fiestas el 16 de diciembre con las posadas, que se repiten día tras día hasta la Noche Buena. Esta celebración consiste en acompañar en procesión a la Virgen María y a San José mientras buscan por las calles una posada en la que descansar. Así reviven el momento en el que los padres de Jesús buscaban un lugar en Belén donde dar a luz a su hijo.
Los nacimientos son a México, lo que el árbol de Navidad a Estados Unidos, inseparables. Se colocan el 16 de diciembre y se guardan el 2 de febrero. Al principio, el belén solo lo protagonizan María y José. La noche del 24 incorporan la figura del niño, y más tarde, el 5 de enero, incluyen las figuras de los tres reyes magos junto con la de los pastores, el ángel y los animales.

Las celebraciones son constantes y están llenas de color y olores. Las calles y las casas se llenan de flores Poinsettia, organizan ferias y mercados artesanales, juegan a la piñata, se representan las pastorelas (obras teatrales), comen tamales, buñuelos, churros, beben ponche y chocolate caliente.
En Noche Buena muchas familias acuden a la Misa del Gallo que se celebra a media noche y después, abren los regalos que Santa Claus ha dejado junto al nacimiento. Aunque esta tradición anglosajona ha encontrado su lugar entre las costumbres latinas, el día de reyes sigue siendo el más esperado por los más pequeños. Además el 6 de enero comen en familia el roscón de reyes y a quien le toca la figurita, tiene que encargarse de organizar una fiesta el 2 de febrero, Día de la Candelería.

China

En China solo el 4% de la población es cristiana, por lo que la Navidad no es una fiesta importante a nivel nacional, de hecho no es feriado. Sin embargo, con el paso de los años y el movimiento turístico, la festividad de la natividad ha ido en aumento en las principales capitales del país.
Lo centros comerciales lo ven como una oportunidad de oro para vender. Las calles donde están las tiendas se llenan de farolillos. En algunos locales se escuchan villancicos y en los puntos principales de encuentro se levantan grandes y suntuosos árboles de Navidad.

Pocas son las casas que cuentan con un árbol tradicional y cuando lo hay, normalmente es de plástico y lo decoran con cadenas y flores de papel.
No viven la noche del 24 de diciembre con la misma espiritualidad que en otros países. Para ellos, la Navidad es la excusa perfecta para salir a cenar con los amigos y comprar regalos, mientras los niños esperan la llegada de Papa Noel, o como ellos lo llaman Dun Che Lao Ren (hombre viejo de Navidad).

Ghana

En este país del oeste africano, la Navidad es un momento para celebrar el amor y la unión con los seres queridos. Comienzan a decorar las iglesias y los hogares con luces, adornos brillantes y palmeras con velas a partir de la primera semana del adviento, cuatro semanas antes de Navidad.

Como coincide con la época de cosecha del cacao, todo el mundo vuelve a casa desde las granjas y las minas. Los niños salen a la calle a cantar villancicos y anuncian la llegada de Jesús gritando en su idioma “Cristo viene, Cristo viene! Él está cerca!”.
El día de Navidad, celebran una misa que viven en comunidad y se reúnen familiares y vecinos para comer juntos arroz y pasta de ñame (fufu) con estofado o sopa okra, avena y carne de cabra.

Finlandia

Según dicen, Santa Claus o como ellos lo llaman, Joulupukki, vive al norte del país, en una región llamada Korvatunturi. Incluso tienen un parque temático llamado ‘Tierra de Navidad’ donde se puede visitar su casa.
Los finlandeses no se diferencian demasiado del resto de países occidentales. La decoración navideña es llamativa y muy vistosa. Sus árboles de Navidad suelen ser abetos cortados que una semana antes empiezan a instalarse en las plazas y en los hogares. Los decoran con estrellas y bolas, e incluyen las manzanas como elemento simbólico que recuerda a Adán y Eva, ya que el 24 de diciembre se celebra el santo de ambos personajes bíblicos.

Casa de Santa Claus en Finlandia

Casa de Santa Claus en Finlandia

Entre otros elementos ornamentales típicos de Finlandia, destacan las cabras de paja, las velas dentro de vasos de iittala, las linternas de hielo, los ramilletes de flores y las ramas navideñas rodeadas con un ribete rojo. Los jardines de las casas se llenan de adornos hechos con espigas de trigo y frutas para que los pájaros se alimenten.
La noche del 24, como es común en la mayoría de países, los finlandeses comen en familia alrededor de una gran mesa donde los platos fuertes son el pavo y el jamón.

Estados Unidos

Japón

India

Georgia

Canadá

Filipinas

Típicos faroles navideños filipinos

Típicos faroles navideños filipinos

Colombia

Alumbrado de la ciudad de Medellín

Alumbrado de la ciudad de Medellín

Australia

Navidad en el verano australiano

Navidad en el verano australiano

Posted in: Uncategorized